El Yoga Nidra

Como todos los llamados métodos de meditación Yoga Nidra es una herramienta en la que se desarrolla la atención plena, a través de este conjunto de métodos se va abriendo y expandiendo la conciencia paulatinamente.

 

Para ello se trabaja de forma sistemática desconectando la atención de los sentidos y manteniendo la atención en la experiencia interna. De modo que la corteza cerebral deja de recibir información de los órganos motores. Y la mente consciente pasa a un segundo plano. Cuando esto pasa la mente se hace más receptiva, ya que el intelecto y los sentidos se relajan y por tanto no aplicamos una selección y un juicio a la información que recibimos. En este estado de receptividad la mente se hace muy poderosa, pero es necesario entrenarla y esta es la propuesta de Yoga Nidra, que empieza fijando la atención en un objeto dinámico y cambiante, lo cual resulta mucho más fácil para la mente. 

 

La mente subconsciente no tiene ninguna capacidad analítica, es totalmente dócil y acepta todo tipo de información que introduzcamos en ella, por ello es de suma importancia que elijamos muy bien las palabras de nuestro sankalpa.

 

La propia práctica de Yoga Nidra comienza con la repetición del sankalpa, palabra sánscrita que se traduce habitualmente como resolución personal o autoafirmación. Se trata de una autosugestión, es una frase corta, concisa y afirmativa que se repite tres veces al inicio y al final de la práctica. 

 

Fuente: Carmen Rodríguez Hochstrasser, Yoga Nidra – el sueño consciente.