dIAS DE LUNA EN EL

ASHTANGA VINYASA YOGA

Por Matthew Sweeney

Es tradición no practicar asana en los días de luna Llena o luna Nueva. Los días que preceden a la luna llena generan un incremento en los fluidos corporales, nuestra marea interna, y generalmente también un aumento de energía.

Como esto tiende a provocar sobre estimulación, la práctica intensa no es recomendada. Los días que preceden a la luna nueva (también llamada la luna negra) causan un descenso de los fluidos en el cuerpo. Como consecuencia habrá menos energía, las articulaciones están más secas aumentando las posibilidades de lesionarse. De las dos es menos problemático practicar el día de luna llena que el de luna nueva. Las 24 horas que preceden el momento exacto en el que la luna alcanza este pico (llena o nueva) es el día en el que no se practica. Esto sería, si la luna se completa a las 2.04 am del Lunes, no se practica el Domingo. A las 2.04 la luna ya está menguante, por lo que practicar después de las 2.04 am del lunes es recomendado.

El menguante de la luna (se vuelve negra) es un reductor, eliminador, un proceso apanico. El pico de la luna negra es tiempo para comenzar nuevas aventuras y renovador. 

El crecimiento de la luna es un incrementador, acumulador, un proceso pranico. Es tiempo para la actividad y la consolidación. Pon atención en las fases de la luna para volverte consciente de estos efectos en tu cuerpo. ¡Esto debería ser real y no solo imaginación! No creas que la luna no tiene influencias sobre ti por más que seas hombre o mujer.