Historia del Ashtanga IV: Sri. K. Pattabhi Jois

Nació en una familia de brahmanes un día de luna llena (día de Guru Purnima) de julio de 1915 en Kausika, cerca de Hassan, en el distrito de Mysore. La familia profesaba la tradición religiosa Smarta sampradaya y veneraba a su fundador, Adi Sankaracarya (788-820), como gurú familiar. El padre de Jois era astrólogo, sacerdote y terrateniente, y la madre se ocupaba del hogar y sus nueve hijos. Pattabhi Jois era el quinto, y, a la edad de cinco asó, su padre empezó a enseñarle sánscrito, astrología, maneras, solas, y rituales brahmanicos. El mismo año (1920) empezó a asistir también a la escuela en Hassan. 

 

Pattabhi Jois empezó a practicar Astanga a la edad de 12 años. Había visto una demostración y oído una conferencia de  Krishnamacharya en el centro social de Hassan en marzo de 1927, y ambas le habían causado una honda impresión. Dos días después, tras responder una serie de exhaustiva preguntas que le formuló Krishnamacharya, Pattbabhi Jois, de pie sobre su esterilla, se convirtió en alumno (sadhaka) de Krishnamacharya y recibió su primera clase del que pronto sería su guru. Practicó con él a diario durante los dos años siguientes. 

 

El camino del yoga no se consideraba una actividad apropiada para un niño procedente de una familia normal de brahmanes. En aquel tiempo, se entendía que el yoga era una preparación para quien aspiraba a llevar una vida de sannyasi o sannyasin (hombre o mujer ascetas), lo cual significaba vivir al margen de la sociedad y, por supuesto, ni participar de los deberes y responsabilidades de un cabeza de familia ni ser miembro de ella. Para evitar un enfrentamiento con sus padres, Pattabhi Jois decidió mantener temporalmente en secreto su profundo interés por el yoga. Se levantaba dos horas antes que sus compañeros de clase y caminaba cinco kilómetros hasta legar a Hassan, donde Krishnamacharya tenía su sala; hacía su práctica mientras el maestro contaba los vinyasas, y luego, de allí, iba directo a la escuela. 

 

En 1930, después de que su padre lo iniciara oficialmente como brahmán y lo invistiera con el característico cordón brahmanismo (upavita), que a partir de ahora llevaría alrededor de su cuerpo, se trasladó a Mysore y se matriculó en la Universidad Sánscrita, Parakala Math. 

 

Estando así, Pattabhi Jois volvió a encontrarse con su gurú Krishnamacharya, al que en 1931 había invitado su alumno y amigo Krishnarajendra Wodeyar, el maharajá de Mysore, a abrir un yoga sala en el palacio de Jaganmohan. Se restableció así la relación guru alumno entre Krischnamacharya y Pattabhi Jois, que se mantendría de forma continuada hasta 1953, año en el que el maestro se trasladó con su familia a Madres, actualmente Chennai. 

 

La enseñanza de Krishnamacharya se basaba en el vinyasa krama (la técnica vinyasa) que había aprendido de su gurú Ramamohan Brahmacarya en el Himalaya. Pattabhi pertenecía a un grupo de unos 100 alumnos que realizaban asanas conforme a la técnica exacta que allí se enseñaba. Aprendían todas las numeraciones de la asanas, las transiciones de un asana a la siguiente, así como a respirar de la manera indicada en cada caso y a mantener una profunda concentración. Su gurú no toleraba ni siquiera la menor señal de fatiga u olvido. Pattabhi Jois progresaba rápidamente bajo los atentos ojos de su guau, y la relación entre guau y alumno se fue intensificando. Krishnamacharya instruía a diario a Pattabhi Jois en a teoría yóguica, tal como lo establecían los textos y las escuelas filosóficas de la antigüedad, así como en los efectos terapéuticos de la práctica. 

 

El maharajá de Mysore, famoso alumno de Krishnamacharya, convencido de las facultades de Pattabhi Jois le asignó el cargo de director del departamento de yoga de la Universidad Sánscita en 1937. Este sería un año memorable en la vida de PAttabhi Jois, pues fue el año en el que empezaron, por un lado, su larga carrera de enseñante, y, por otro, su matrimonio de más de 60 años con Savitramma (1923-1997). 

 

Pattabhi Jois continuó estudiando sánscrito, enseñando Astanga yoga y empezó a estudiar Vedanta Advaita (escuela filosófica basada en la concepción no-dualista que en el siglo VIII postuló Adi Sankaracarya, según la cual “todo es Brahma (lo absoluto)”. Le fue otorgado el título de profesor de Vedanta del Parakala Math en 1956, después de que en 1945 el Jagadguru Sankaracarya, de Puro, lo nombrara Yogasana Visharada. Sus alumnos se dirgían a él respetuosamente por el nombre de Guruji. Después de 1956, además de Ashtanga, empezó a enseñar sánscrito, así como la perspectiva filosófica del Vedanta Advaita. Continuó impartiendo clases en la Universidad Sánscrita hasta que se jubiló en 1973.Ya jubilado, siguió enseñando yoga durante tres años, de 1976 a 1978, en el Ayurvedic College (institución gubernamental de medicina india) en Mysore, y, después de esto, se dedicó de lleno a enseñar Ashtanga en su casa de Lakshmipuram, en Mysore. 

 

En 1948, los alumnos de Pattabhi Jois lo ayudaron a comprar una casa en Lakshmipuram para él y su familia: su esposa, Savitri “Ammaji”, y sus tres hijos, Saraswati, Manju y Ramesh. Fundó el Asthanga Yoga Research Institute (Ashtanga yoga Nilayam) e impartía clases fuera de casa a fin de investigar el método del Ashtanga en consonancia con los textos sagrados.

 

Pattabhi Jois escribió Yoga Mala entre 1958 y 1961, y se publicó en su lengua natal, Kannada o canapés, en 1962. Es probable que el modelo que adoptó para su libro fuera, por una parte, el Yoga Korunta, y por otra, el texto de Yoga makaranda de Krishnamacharya. En yoga Mala describe la Primera serie de Ashtanga (yoga cikitsa), la filosofía yóguica y cómo integrar el yoga en la vida moderna. El libro es testimonio de su inmenso conocimiento, compilado durante sus 25 años de estudio con Krishnamacharya, su dedicación completa al camino yóguico y su convicción del poder curativo y espiritual del yoga. 

 

Los dos primeros alumnos occidentales que tuvo Pattabhi Jois fueron el diplomático John Bowers y su esposa. El señor Bowers era director del Group Tranin Schame for Fundamental Education, programa gestionado por la UNESCO para la formación de instructores de educación humana y social básica, y estaba trabajando en un proyecto titulado “Experimento en Mysore, la India” para el departamento de Bosques y Educación Fundamental de Mysore. Bowers y su esposa estudiaron Ashtanga yoga durante dos semanas en 1947. 

 

Su tercer alumno occidental fue un hombre belga llamado Andre van Lysebeth, que llegó a Mysore como alumno de Guruji en 1964. Durante los dos meses que estudió con Patttabhi Jois, Van Lysebeth practicó la serie Primera Intermedia. En 1971, documentó las enseñanzas que había recibido de Guruji, destacando principalmente las prácticas respiratorias, en su libro Pranayama. Se publicó originariamente en francés, y pronto despertó entre los europeos el interés por conocer a Guruji y hacer una peregrinación a Mysore. En 1974, Pattabhi Jois recibió una invitación para haber en una conferencia de yoga en Sao Paulo, donde leyó un artículo sobre yoga que había escrito, en su mayor parte en Kannada y sánscrito, y su discurso fue traducido a varios idiomas. Entre los primeros norteamericanos que viajaron a Mysore en 1973 estaban Norman Allen, David Williams y Nancy Golgoff. Conmovidos profundamente por lo que habían aprendido con él, David y Nancy invitaron a Guruji y a su hijo Manu a Encinitas, California, en 1975. Después de este segundo viaje internacional, Pattabhi Jois continuó impartiendo seminarios a miles de estudiantes de yoga por todo el mundo, constribuyendo así enormemente a la gran difusión del yoga en el mundo occidental. 

 

En mayo de 2002, Pattabhi Jois abrió un nuevo sala en Gokulam, un barrio tranquilo de Mysore. Hasta entonces, el Ashtanga Yoga Research Institute se encontraba en Lakshmipuram, al otro lado de la ciudad, en lo que entre los estudiantes de Ashtanga se conoce como el legendario “viejo shala”. Había en él espacio para unas 12 esterillas de yoga, colocadas justo al lado una de la otra. En los momentos de asistencia máxima, practicaban en el sala 150 alumnos; el primer grupo empezaba a las 4.30 de la madrugada, y los grupos se iban sucediendo durante el resto de la mañana. Solía haber una larga cola de gente esperando en las escaleras que conducían a la sala principal, y por una pequeña ventana, aquellos que esperaban su turno podían escuchar las enseñanzas de Guruji y verlo brevemente en algún momento mientras contaba los vinyasas y corregía las asanas, acompañado siempre de su magnifico sentido del humor. Esos alumnos recuerdan a la esposa de Guruji, Savitri Jois, a quien la familia llamaba Sath y los alumnos Savitramma o Ammaji. Hablaba alegremente con ellos despues de la práctica y les ofrecía consuelo tras las enseñanzas de Guruji, a veces severas, aunque llenas de afecto. Ammaji falleció en 1997. Tras su muerte, Guruji supervisó la renovación de dos templos en su aldea natal de Kaushika que tenían para él un significado especial y que dedicó a la memoria de su esposa. 

 

Pattabhi Jois murió en su casa de Gokulam el 18 de mayo de 2009. El funeral se celebró el 31 de mayo, y cientos de alumnos, amigos y parientes de Guruji viajaron a Mysore para rendirle homenaje, a él, a su vida y a su trabajo. Desde 1937 hasta la fecha de su muerte, Guruji siguió incansablemente los dictados de su voz interior, y durante 72 años fue un maestro de yoga devoto y respetado que gozó del mayor reconocimiento. 

 

Pattabhi Jois fue un ejemplo vivo del método de enseñanza tradicional guau-alumno: devoción absoluta al guru y a Dios. Su forma de enseñar era estricta y clara, a la vez que afectuosa y terapéutica. Las instrucciones verbales que daba y los ajustes físicos que hacía indicaban exactamente lo que era necesario mejorar. Aunque su estilo a veces de considera brusco, o pareciera gasto de calidez o empatía, había siempre una gran compasión detrás de sus palabras. Su risa potente, que resonaba a menudo por toda la sala, atravesaba la mente de los alumnos y traía consigo una energía casi trascendental. Hasta muy mayor, Guruji conservó el vigor de su juventud. Krishnamacharya le advirtió a la joven esposa de Jois: “Si le pides a tu marido que te traiga el monte Chamundi, lo hará”. 

 

El shala Gokulam se conoce en la actualidad por el nombre de Sri Sri K Pattabjo Kois Ashtanga Yoga Institute (KPJAY). La hija de Guruji, Saraswati Jois, y su nieto, Sharath Jois, actual director del sala (y que empezó a hacer de asistente de Guruji en 1990, a la edad de 19 años), han asumido la continuación del linaje y siguen transmitiendo las enseñanzas de Guruji.

Fuente: Ashtanga yoga. La práctica del yoga según el método de Sri Pattabhi Jois, Petri Räisänen.