Esteban Casasnovas

Practicante de Ashtanga Vinyasa Yoga

 

¡Llegué a las 100! 


¡Llegué! Llegué a donde me había propuesto… a principios del 2016 me propuse realizar 100 prácticas de la serie… la primera serie de ashtanga… Y ahora que llegué acá, me detengo a observar… y encuentro otra perspectiva… contento de haber transitado este proceso… 


Todo este tiempo, fue como transformador, y a su vez, revelador. Fui transitando cambios que impactaron que muchos aspectos… es como si una piedra hubiera caído en agua quieta, que empieza a generar onda en la superficie que lo modifica todo…Sobre todo, la forma de convivir con el presente en lo cotidiano… con el cuerpo, con los pensamientos, con los amigos, con la familia, con el trabajo, con el estudio, con mi perro, con los paisajes… y así… uno empieza a identificar muchas cosas…Mi único secreto fue la constancia… luego es la práctica quien va revelando datos, información, sensaciones, cambios… la magia es desde que uno empieza, cerrando los ojos para cantar el mantra, haciendo la primera observación hacia adentro… Al principio parece monótono… repetitivo… siempre lo mismo… y hay un momento, no sé cuándo… que todo empezó a cambiar… quizás la atención en el presente… a cada respiración, a cada postura, a cada transición… lo monótono dejo de serlo, y paso a ser todo lo contrario, empecé a reconocer que ninguna practica fue igual a la otra… más magia...Ahora quiero continuar con las prácticas, para seguir descubriendo otras cosas… no sé cuáles… la práctica es muy generosa… muy agradecido con Angie por el seguimiento y por la práctica, que invitaron a un constante auto-regalo para auto-transformarse…