1 - Reducir las expectativas, o mejor dicho, practicar sin expectativas:

Una de las sensaciones mas comunes que experimentamos al practicar solos es la frustración. Al pensar en la practica nos imaginamos completando la secuencia entera, haciendo esas locas posturas de forma impecable, y en cuanto pisamos el mat esa energía parece desvanecerse y la “cruel realidad” se hace presente.

Es por eso que lo ideal es no tener una idea previa sobre lo que la práctica va a ser.

 

7 Consejos para organizar la practica en casa durante las vacaciones

En estos días, ya cerca de las vacaciones, me encontré en las redes con varias fotos de alumnos buscando su espacio de práctica en su casa de veraneo, haciendo alguna postura en el río, llevando la práctica de yoga más allá de la sala.

Me alegra mucho saber que con el tiempo la práctica se va volviendo cada vez más personal y comprender que no es necesario estar en frente de un profesor para hacer tu 

práctica demuestra para mí una comprensión más profunda sobre lo que la práctica realmente es.

En el texto de hoy vamos a profundizar un poquito más sobre algunas recomendaciones a tener en cuenta cuando planeamos continuar nuestra práctica fuera de la sala.

Quien haya intentado alguna vez practicar en casa sabrá que no es tarea sencilla. El encuentro con las resistencias tanto externas como internas parece potenciarse, el tiempo pasa lento y lo que en la sala parecía fácil en la soledad de nuestra casa ya no lo es.

Cuando pensamos en nuestra práctica hogareña lo primero que tenemos que hacer es intentar reducir al máximo posibles perturbaciones. Veamos las más comunes:

 2 - Proponete pequeños objetivos, comienza de a poco:

Para comenzar, mientras mas reducida sea la secuencia mejor. De esta forma nos aseguramos poder completarla sin frustrarnos, ya que lo que queremos es poder sostenerla todos los días.

Con el tiempo, a medida que la practica se “asienta” vas a poder ir ampliando la secuencia hasta hacer todo lo que comúnmente haces en la sala.

 

 3 - Elegí un momento del día en que sepas que nada te apura, nadie te molesta y tu estómago está vacío:

Es ideal que durante nuestra práctica podamos mantenernos sin distracciones, timbres, teléfonos, personas alrededor. La soledad y el silencio alientan la introspección.

En mi caso ese momento es la mañana, el estómago esta en ayunas, mis perras aun duermen, el teléfono en silencio, la calle en silencio y una vez terminada la práctica tengo todo el día por delante. No voy a necesitar hacerme un “hueco” entre la rutina, ni dejar de comer para poder practicar.

 

 4 - Elegí un lugar tranquilo, ventilado, limpio y sin perturbaciones:

Lo ideal es que el espacio nos conecte de alguna manera con la introspección. Tener un pequeño altar, una imagen de Guruji, algo que vuelva sagrado ese espacio en ese momento.

Estar en soledad también colabora. La idea de la práctica en la playa por mas atractiva que se vea muchas veces no es la mejor idea. La superficie de práctica debe ser firme y estable, sin corrientes fuertes de aire idealmente.

 

 5 - Recuerda que los hábitos duraderos requieren de acciones sostenidas durante un tiempo considerable.

“Siembra un pensamiento y cosecharás una acción
Siembra una acción y cosecharás un hábito;
Siembra un hábito y cosecharás un carácter;
Siembra un carácter y cosecharás un destino…”

La constancia se construye día a día, se curioso, mientras más consciente hagas tu práctica más fácil será de sostener

 

 6 - Haz tu practica por más abatido que te encuentres:

En el último encuentro que tuve con mi profesor, hablo mucho de la abhyasa, la práctica, y dijo algo que fue bastante gracioso en el momento, pero muy real al momento de pararse sobre el mat. Dijo “uno tiene que hacer su practica por mas machucado que se encuentre, física, mental y emocionalmente. Eso es tener una Abhyasa”

Veamos que dicen los Yoga Sutras al respecto:

12- El cese de las fluctuaciones de la mente se logra a través de ABHYASA y VAIRAGHYA (La Práctica Regular y el Desapego)
13- ABHYASA debe convertirse en un hábito que hay que establecer con empeño. 
14- ABHYASA queda establecida firmemente cuando es practicada por largo tiempo, con regularidad, persistencia y dedicación. 
15-Cuando una persona cesa en el deseo de los objetos percibidos, de los eventos experimentados o de aquello que ha escuchado se llama VAIRAGHYA

Con solo apoyar los pies en tu colchoneta, aunque sea por 15 minutos ya es un logro más que importante en el camino. Alégrate con las cosas simples.

 

 7 - Por último, un consejo muy específico para nuestra era: evita divulgar tu práctica personal:

La práctica es un momento personal de introspección. Nadie necesita saber qué es lo que hacemos para conectar con nuestra esencia. Nadie necesita saber si tomamos nuestros pies con las manos o si podemos hacer la parada de manos perfecta. Grabar o sacar fotos en el momento de la practica solo colabora con aumentar nuestro movimiento mental y elevar nuestro deseo de “deber ser” frente a los demás.

Practicamos para ir más allá de nuestro ego, de nuestras ideas sobre nosotros mismos.

Deja el momento de las fotos para los momentos de relajación en la naturaleza.

Nos vemos sobre el mat <3 - Angeles