CAMILA RODRIGUEZ

Soy bailarina y amante de las prácticas corporales desde chiquita, comencé a practicar Ashtanga Yoga en 2015 por curiosidad y encontré en la práctica un nuevo modo de ver la vida, mi cuerpo, la relación conmigo misma y lxs demás. Ashtanga empezó a ser un camino de exploración y transformación profunda. Desde aquel momento tomé la fuerte determinación de sostener aquello que me hace bien, que me renueva y sostiene. Levantarme todos los días para darme el espacio para mí misma, en el shala con mi maestra y mi respiración (mi otra maestra). Siempre amé transmitir todo aquello que me hace bien y feliz, la danza fue mi primer paso en la enseñanza y luego le siguió el ashtanga con la misma intensidad y amor. Hoy me encuentro día a día como practicante frente al mat y como guía de los procesos de otrxs practicantes, acompañando, abrazando y aprendiendo en un ida y vuelta constante que nos nutre permanentemente. Hoy agradecida y eterna aprendiz en este camino infinito que es el Yoga.