Bandhas

Los bandhas dirigen las corrientes corporales de energía interna, prana y vayu, a los nadas adecuados y actúan como mecanismos de apoyo del cuerpo físico. Bandha significa “cierre o sello”, y es para el cuerpo un respaldo físico y energético que le aporta ligereza y vigor, a fin de que asana y pranayama se ejecuten correctamente y con menos esfuerzo. Asimismo, estabilizan y vigorizan el cuerpo al tiempo que contribuyen a su flexibilidad y alineamiento. Además, los bandhas protegen los órganos internos y equilibran y limpian el aparato digestivo.

 

En la práctica de asana de Ashtanga hay dos bandhas: mula bandha (cierre de raíz, o del suelo pélvico) y uddiyana bandha (cierre abdominal). El tercero, jalandhara bandha (cierre de la garganta), se usa solo durante la práctica de paranayama, cuando el aire se retiene. En algunas asanas, en la postura de equilibrio sobre los hombros, por ejemplo, se mete la barbilla hasta toca las clavículas, pero no se considera que sea jalandhara bandha. Aplicar este bandha para servir a los fines de pranayama es una práctica totalmente distinta; en pranayama, estos tres cierres trabajan en conjunción uno con otro. Durante la práctica de asana, mula bandha y uddiyana bandha se activan cuando elevamos mula bandha hacia el ombligo, donde se encuentra con uddiyana bandha, que, a su vez, se eleva y contrae hacia la columna vertebral. Cuando aplicamos jalandhara bandha durante el pranayama, este completa el vínculo con los dos bandhas anteriores.

 

Es importante señalar que los bandhas se aplican en diverso grado dependiendo de las asanas que estemos haciendo. Deberíamos tratar de controlar los bandhas durante toda la práctica, soltándolos en algunas ocasiones, elevándolos ligeramente en otras y contrayéndolos plena y activamente cuando es preciso.

Si no se menciona ningún bandha para un asana determinada, con cada espiración la atención debería estar centrada en mantener la contracción de mula bandha y, con cada inspiración, la atención debería ponerse en mantener y elevar uddiyana bandha.

Mula bandha y su técnica

Mula bandha significa “cierre raíz”. Este nombre define el origen de la energía (prana, kundalini, agni) en el momento en que los canales de enegía -los nadis- se activan por la acción de los propios músculo que se  utilizan para aplicar este bandha. La técnica de mula bandha es bastante sencilla. Mientras espiramos, contraemos el orificio anal con los músculos externos internos del esfínter y lo elevamos hacia el ombligo.

 

También podemos concentrarnos mentalmente en esta área y elevarla en la dirección del ombligo. Los músculos de la parte baja de la pelvis, incluidos los órganos sexuales y el perineo, se activarán en menor grado mientras mantenemos mula bandha. Date cuenta de que los glúteos no están contraídos durante mula bandha.

Efectos de mula bandha

1. La aplicación consciente de mula bandha, con la consiguiente limpieza de los intestinos y un flujo ascendente de energía, ayuda a calmar la mente, que puede entonces estabilizar nuestro nivel de concentración.

 

2. Redirige la corriente descendente de energía de apana vayu hacia arriba, lo cual permite que apana se una a la corriente ascendente de prana.

 

3, Fortalece los músculos que rodean el recto y los órganos sexuales, así como los músculos pélvicos. Se consigue así un mayor control de los órganos sexuales, la vejiga y los intestinos, lo cual significa que bindu y ojas (vigor, fuerza vital) se intensifican.

 

4. Fortalece la región pélvica y contribuye a su relajación durante el parto, además de ayudar a curar y restablecer la pelvis después del parto.

 

5. Mejora el buen estado y funcionamiento del recto y elimina las hemorroides y otras afecciones intestinales.

6. Ofrece un apoyo extraordinario para relajar y calmar el cuerpo durante la ejecución de asanas y técnicas particularmente difíciles, como cuando elevamos el cuerpo y saltamos hacia atrás después de las posturas sentadas, o saltamos hacia delante a través de los

brazos para adoptar una postura sentada.

 

7. Aplicar mula bandha ayuda a asentar la pelvis, así como a mantenerla en contacto con el suelo, lo cual es muy útil sobre todo en las asanas sentadas en las que la pelvis tiende a inclinare fácilmente hacia delante con la parte superior del cuerpo, como ocurre en Maricyasana A y B y Baddha konasana.

 

8. Limpia el kanda (origen de los nadis) y los granthi trayas (los tres nudos energéticos), así como el muladhara chakra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aplicación y técnica de Uddiyana bandha con asana

Uddiyana significa “vuelo ascendente”, y dirige el prana hacia arriba a través de los nadis. Se describe como un pájaro de prana que vuela hacia lo alto, y tiene diversos efectos saludables para el cuerpo. Mientras hacemos asana, uddiyana bandha se produce a diez centímetros, o cuatro angulas (un angula equivale al grosor de un dedo), por debajo del ombligo, y se activa contrayendo y elevando los músculos abdominales hacia el diafragma y los pulmones. Contraer y elevar la parte inferior del abdomen hará que toda el área que rodea la parte inferior del estómago presione contra la columna vertebral para que el diafragma se eleve y uddiyana bandha se una con el mula bandha que está ya activo.

 

Mientras inspiramos, toda la zona baja del abdomen debe permanecer contraída, contenida y quieta, mientras que la zona abdominal superior y el pecho deben poder moverse libremente con el diafragma y los pulmones. La acción elevadora de uddiyana bandha no significa que toda la región abdominal deba estar rígida o dura como la de un boxeador, sino que los músculos abdominales que se encuentran a mayor profundidad se contraen, mientras que los abdominales superficiales se mantienen considerablemente blandos y relajados. Hay algunas excepciones en ciertas posturas, como en Navasana, donde es necesario contraer los músculos mayores del abdomen para hacer el asana.

 

Efectos de Uddiyana bandha

 

1. En conjunción con mula bandha, uddiyana bandha ayuda a liberar y dirigir la energía de apana en sentido ascendente hacia prana, y a atraer el prana al susumna nadi por el que ascenderá hasta la corinilla. Al mismo tiempo, la corriente descendente de apana arrastra las toxinas al abdomen, donde agni, el fuego digestivo, las quemará.

2. Protege el abdomen y la zona lumbar fortaleciendo los músculos y manteniéndolos activos durante toda la práctica de asana.

 

3. Alivia la tensión y actúa sobre el abdomen, limpiando y masajeando los órganos e intestinos; corrige asimismo el alineamiento de la zona lumbar al ofrecer soporte a la columna vertebral y los músculos lumbares.

4. Protege los órganos internos al obligar al practicante a utilizar la fuerza del abdomen y de la región sacra, así como al elevar los óganos internos.

5. Mejora el equilibrio y control del cuerpo manteniendo la fuerza de su núcleo y extendiendo la consciencia hasta él.

 

6. Estira y fortalece los músculos que flanquean la columna vertebral y crea expansión en el pecho.

7. Disuelve la grasa innecesaria de la zona de las caderas y desarrolla los músculos abdominales.

8. Eleva los órganos internos y el pecho, lo cual ayuda a abrir paso al oxigeno para que ascienda hasta la cabeza y la mantenga clara y energizada.

9. Uddiyana bandha desempeña un papel importante en la técnica de respiración con sonido. Esta atención firmemente centrada, y a la vez relajada, en el difragma, pecho, abdomen y pulmones confiere tanto profundidad como fuerza a la respiración, y aumenta la capacidad pulmonar.

10. Mejora la circulación sanguinea por todo el estómago y el abdomen y contribuye a la formación delos fluidos digestivos.

11. Uddiyana bandha activa y purifica el segundo chakra.


Fuente: Ashtanga yoga. La práctica del yoga según el método de Sri Pattabhi Jois, Petri Räisänen.