Wendy Walker

Practicante de Ashtanga Vinyasa Yoga

 

Mi experiencia con la práctica 

Comencé yoga de casualidad en 2014. Mi querida hermana yogini vino de visitas y quería encontrar un lugar donde ella pudiera practicar durante su visita.

La primer clase me sorprendió muchísimo. No me podía tocar los pies!, pero salí de la clase mas calma y energizada de lo que había estado en años. 

Un año después, con dudas, empece con las clases devAshtanga en la Shala. Estaba aterrada de que no me iba a acordar de la secuencia, que todos lo iban a ser mas flexibles que yo, que no podría contar cinco respiraciones sin distraerme. Pero me encanto como me sentí durante y luego de la clase. Por eso seguí yendo sin dudarlo.

 

Yoga para mi es, principalmente, una practica mental. Si, estoy en buena forma, pero lo que valoro mas es la paz en mi mente. Ahora enfrento los desafíos con mas calma. No me siento preocupada, aunque la ansiedad entre a mi mente como solía hacerlo.

Durante toda mi vida me sentí temerosa: de los chicos cool en la escuela, de decir lo que pensaba, de vivir en otro país. Ashtanga me ayudo a superar esos miedos, al enfrentarlos cada día en mi colchoneta.

Hoy practico yoga por mi salud mental. Aun me siento la persona menos flexible en la clase, pero no me importa. Con Ashtanga, busco y encuentro una paz enorme.